Cuidado de la piel con mascarillas caseras y fáciles de hacer

La piel es el órgano más importante que tenemos las personas. También es el que más daño sufre, no solamente debido  a una mala alimentación sino que también sufre los efectos del clima y de otros factores que dañan día a día el cutis. El cuidado de la piel debe estar incluido en nuestra rutina diaria de belleza. Esto hace posible solamente curar los problemas frecuentes como resequedad, arrugas y espinillas. También para prevenir otros problemas como manchas, envejecimiento prematuro, entre otros.

cuidado de la piel

Existen muchas formas de cuidar la piel. Solo hay que seguir algunos simples trucos caseros se puede cuidar la piel de una forma simple y sin gastar mucho dinero. No es necesario comprar productos cosméticos caros. Algunas mascarillas caseras ya se podrá tener una piel perfecta y saludable. Estas mascarillas caseras pueden ser elaboradas con frutos como la palta, limón, aceites naturales como almendras, avellanas, coco o agua de rosas.

El cuidado de la piel seca

La piel seca puede producirse debido a diversas causas. Una de ellas puede ser la genética, en otros casos puede ser el estilo de vida y algunos hábitos alimenticios. Por ejemplo el tabaco suele resecar la piel y le quita el brillo así como también disminuir los niveles de colágeno que posee el cutis. Es importante también hidratarse de forma correcta. No siempre las personas lo hacen, suelen consumir otra clase de bebidas que no hidratan pero correctamente el organismo.

Una de las mascarillas más sencillas de preparar contra la piel reseca es en base a palta y aceite de oliva. Estos elementos los podemos conseguir fácilmente en cualquier mercado o también los podemos encontrar en la alacena de nuestra casa. Lo que se debe hacer es un puré con la fruta y luego se le agrega una cucharada de aceite de oliva

Mascarillas para el cuidado de la piel

Otro tipo de mascarilla casera es la que se realiza con limón y azúcar rubia. Esta no solamente sirve para hidratar el cutis sino también como exfoliante y para limpiarlo profundamente. Se recomienda hacerla una vez a la semana ya que además evita que la piel acumules suciedad y surjan los puntos negros.

Esta mascarillas se prepara de la siguiente forma. Se necesita una taza con el zumo del limón y posteriormente se le debe agregar una cucharada de azúcar rubia. Se mezcla todo y luego se aplica sobre la cara y se deja actuar durante un tiempo de diez minutos. Posteriormente se debe lavar bien la cara con agua fría para quitar los restos de la mascarilla.

El cuidado de la piel con mascarillas caseras es muy beneficios ya que se suelen hacer con productos de origen natural. Esto asegura que no se produzcan efectos secundarios ni contenga químicos que puedan dañar el cutis. En una rutina de belleza no solamente se debe incluir el cuidado de la piel, sino también del cabello, para que no esté reseco ni dañado.

Cuidado de la piel con mascarillas caseras y fáciles de hacer
Tagged on:         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *